Los desengaños de la vida

Richard YatesVía Revolucionaria

Autor: Richard Yates

 

Vía revolucionaria (traducción literal del título Revolutionary Road) es aquella calle donde los Wheeler, un matrimonio norteamericano de clase media, encuentran la casa en la que instalarse y formar su  hogar.

 

Frank y April, la pareja protagonista, parecen tener la vida perfecta. Él tiene un buen trabajo en la ciudad y ella, además de una gran belleza, es una buena madre y ama de casa. Pero detrás de tanta perfección se esconden dos seres poco realizados que buscan un ideal inalcanzable en una tierra llamada “de las oportunidades”.

 

El primer desengaño para los Wheeler: un barrio que no soportan, plagado de amigos y vecinos corrientes. Ellos se creen y se ven como dos seres superiores e inteligentes, alejados de la mediocridad que les rodea.

 

Norteamérica es su segundo desengaño. El sueño americano no puede llevarse a cabo en una tierra dúctil, de masas, de traiciones, de cazas de brujas, de mentiras. La vía para escapar de esa casa en Revolutionary Road, en un suburbio de Connecticut, es buscar refugio en París: un lugar donde empezar de nuevo, con otro estilo de vida. 

 

Pero su principal desengaño: ellos mismos. Los problemas de comunicación entre ambos van en aumento. La pretenciosa April sueña con una vida en París bohemia y sibarita mientras que Frank se llena de inseguridades ante las ambiciosas expectativas de su esposa.

 

La crisis en la pareja a cada página se hace más patente. Desengañados el uno del otro, el plan se va al traste cuando Frank, un ser cobarde y nada honesto, ante las adversidades que se les presentan, convence a su esposa de la imposibilidad de continuar hacia delante.

 

La vida interior de estos dos personajes, radiografiada maravillosamente por Richard Yates, nos descubre la complejidad de las relaciones humanas, sus miedos y la capacidad de hacer daño a las personas que más queremos.

 

Con esta novela, Yates consiguió ser finalistas del National Book Award. Este autor norteamericano, ya fallecido, ha sabido plasmar como nadie los desengaños de la vida, tan humanos y tristes que a todos nos alcanzan en un momento u otro de nuestra existencia.

 

Anuncios

~ por miborra en 18 febrero 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: